CUENTOS CON LATIDOS DE LA MADRE TIERRA

“CUENTOS DEL AGUA”

Después de un largo camino, de gestiones y puertas por golpear, después de muchos tropiezos y sueños encontrados, la Red Latinoamericana de cuentería y Censat agua viva lograron conjugar fuerzas para la realización de un sueño, se unieron de una manera casi epopéyica la ecología y la bella tradición de contar historias, con un solo objetivo… la conciencia, el amor por lo nuestro... Por lo que nos pertenece, es inequívoca aunque intangible la realidad que nos cobija. Nuestro planeta está enfermo.

Eran las 10 a.m. del viernes 6 de junio del año que tenemos encima, eran demasiadas las cosas por hacer ,correr de aquí para allá y de allá para acá … ¡¡la cámara parce¡¡¡, ¡¡un alambre pa´colgar el telón del video beam¡¡huyyyyyyyyy hermano no hay cinta pa´pegar los afiches¡¡ señora ya firmó el referendo por el agua ¡¡¡ Juan parce a qué hora es la cuenteria … hermano que le pasa ….. en dónde demonios esta Héctor … esas eran las frases mas oídas durante la mañana, luego que no hay energía en el parque ¡¡como así¡¡ Juan valla solucione eso ..Gracias a Dios los del sonido lo solucionaron.

2:30 p.m. Héctor hermano mande a su gente a almorzar… no yo no quiero soy vegetariano … hicimos mucho dijo Sofía … Juanito va almorzar… ¡¡noooooooooooo ¡¡ estoy tan estresado que la comida no me quiere entrar la espalda hecha nudos y la presión de un evento que debía empezar.

3:15 p.m. al escenario “FAT” soberbio concierto del rapero mas importante que tiene Chia, los corazones palpitaban al son de sus pistas cargadas de buena energía y música colombiana, jóvenes por aquí y por allá algunos cantando las letras con alta vehemencia y los que no se las sabían pues balbuceaban o trataban de pegarse en los coros …

4:00 p.m. “macuira” gaitas y tambores la gente bailó y al son de la música mas juglar que tiene Colombia encadenaron a la gente a lo que venia, cumbias sonaron en la plaza central “ corre, corre morrocollo .. que te coge el perico ligero” y el mapale cerro con broche de oro para la entrada de videos que fueron calentando la fría noche de chía ….

6:30pm, Hectorrrrrrrrrrr parce no han llegado los de la ONIC, premiemos los cuentos ganadores mientras les damos tiempo … tres niñas del colegio Nacional diversificado se llevaron los premios con cuentos llenos de esperanza y cuidado por nuestra tierra y por encima de todo por el agua.

7:pm la hora esperada, la plaza a la expectativa … y con ustedes Jorge Badillo … y el pueblo se cubrió de magia, historias salían de la boca de este joven narrador, un cuento urbano de su autoría fue el abre bocas para que entrara al escenario Fabio Torres con una retahíla bastante trabajada acerca de la palabra agua , con cuentos de reyes y castillos y con sus inconfundibles cuentos cortos y por ultimo jejejejejeje, Juan Pablo Cantor pues es bastante difícil definir lo que hice pero me divertí mucho, un sólo cuento donde le rendí tributo a nuestro río madre “el Magdalena” y a mi abuelo el viejo Simón. Al final llegaron los hermanos de la Onic y cerraron el evento con un ritual de armonización con el agua, que se robó todos los aplausos.

Dos horas de buenos cuentos, la gente salió feliz y con un mensaje en la cabeza: lo nuestro para nosotros, el planeta es de todos y cada uno y el agua es un derecho irrefutable y que la magia existe a través de los cuentos… sufrimos?? Sí, bastante, pero al final queda la satisfacción de saber que como artistas y ecologistas hemos puesto no un grano sino un bulto de arena para que por lo menos Chía y 6 ciudades mas en sur y centro América lanzaran una voz de protesta, pero no belicosa ni panfletera, una voz artística y de concientización, una voz que al unísono repite ¡no mas¡¡ nuestra madre está enferma, pero podemos solucionarlo. Luchemos por esto para que nuestros hijos conozcan no sólo el agua sino la innumerable lista de bellas cosas que tenemos, y no tengamos los cuenteros que vernos en la penosa situación de tener que contar cómo era un río y un bosque.

Al final de la jornada se contó con la recolección de 750 firmas que aportan significativamente a este proceso.

Gracias a Censat Agua Viva y en especial a Héctor Manuel Barajas, a la Red Juan, a las compañeras y compañeros del colectivo juvenil por el agua, a los compas de Comité Nacional en Defensa del Agua y de la Vida, a los músicos, a la ONIC, a Sofía y María Juana Rubiano, Patricia Castiblanco, Felipe Romero, Jorge Badillo, Fabio Torres miembros del colectivo de cuentería “fabricantes de historias” de Chía, a la red Latinoamericana de cuentería y a cada uno de los coordinadores de los países miembros México, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Perú, Argentina y Colombia, a Walter Díaz Asesor de la red y a todas y cada una de las personas que aportaron para la realización de este hermoso evento.

Juan Pablo Cantor Rincón

Coordinador por Colombia red Latinoamericana de cuentería